• tipología: comercial
  • situación: roquetas de mar, almería
  • año: 2014
  • superficie: 5.297 m2
  • presupuesto: 1.295.000 €

Nuestra propuesta pretende recuperar la identidad del mercado, haciendo de la cubierta el elemento más representativo de la propuesta, poniendo en valor su particular geometría, mediante la demolición y vaciado de los muros que la envuelven y el forjado inferior, dejándola totalmente expuesta a la vista, tan sólo tocada por los pilares que la soportan. Este proceso se complementa con la perforación de huecos de pequeñas dimensiones que, sin dañar su configuración, permiten la iluminación natural del espacio inferior, siguiendo la tradición de los zocos árabes y con la pintura del paramento inferior en vivos colores, para lo cual se contaría con artistas locales, simulando un cielo estrellado bajo el que se desarrolla la actividad del mercado.

más información

Asimismo, se pretende conectar el espacio del mercado con el resto de la ciudad, de forma que el mercado sea un espacio abierto por el que se puede circular libremente. Para ello se disponen los elementos que conforman el mercado alrededor de los recorridos naturales que conectan los diferentes puntos de acceso: terminal de transportes e invernaderos, bulevares y centro de la ciudad, y se disponen una serie de recintos o plazas en el interior del mercado, a modo de remansos, que facilitan la estancia relajada y el uso del mercado. Se contempla también la posibilidad de cerrar los accesos, de forma que se restringa el uso del mercado según el criterio deseado.

En el interior del mercado se disponen de elementos fijos, como son el edificio de servicios que alberga las cámaras de frío, almacén, cuartos de basura, limpieza e instalaciones, vestuarios, oficinas y control, y la cafetería. El primero, en paralelo a la calle Doctor López Ibor, haciendo de límite con la zona de carga y descarga y limitando el recinto del mercado por el lado norte, y la cafetería, de forma circular y con un cerramiento perimetral de lamas abatibles, en el vértice de la Plaza de los Tres Mártires, permitiendo su uso vinculado al funcionamiento del mercado o de forma independiente, señalando el punto de conexión con el centro de la ciudad.

Entre uno y otro, y ocupando el espacio inferior de la cubierta, se sitúan los puestos de venta, formados por módulos prefabricados de forma circular de 3,36 m de radio. Cada uno de estos módulos puede subdividirse en tres unidades, de forma que cada comerciante puede disponer de una, dos o tres de estas unidades, según sus necesidades, y según también los requerimientos de concurso. Estos módulos se pueden ir uniendo unos a otros en distintas configuraciones, generando un espacio fluido y dinámico, lejos de la rigidez formal que suelen ofrecer este tipo de espacios, en consonancia con la idea de integración del mercado en el flujo de circulación y en la vida diaria de los habitantes de Roquetas de Mar. La versatilidad de este sistema permite diferentes configuraciones espaciales, de forma que se adapte a los usos requeridos, bien como mercado tradicional o bien como espacio lúdico, vinculado al consumo y disfrute de productos gastronómicos de la zona, permitiendo que ambos puedan funcionar de forma diferenciada en cuanto a horarios y patrones de uso. Es posible, también, ir agregando módulos según la demanda de los comerciantes, de forma que se pueda adaptar la configuración espacial del mercado a distintos niveles de ocupación.

Cada uno de estos módulos prefabricados estaría anclado en torno a un único pilar central, hueco y de forma circular, por cuyo interior de canalizan las instalaciones necesarias, que se conectan con una trama hexagonal enterrada por debajo del pavimento, lo que permite la implantación de los módulos en distintas ubicaciones. De este pilar central cuelga el cerramiento del módulo, por medio de tirantes y un anillo estructural según el principio de la rueda de bicicleta. El cerramiento estaría formado por paneles metálicos ligeros, que se podrían abatir en su parte superior formando toldos alrededor de los puestos, y en su parte inferior, permitiendo la exposición de la mercancía. En el extremo superior de cada pilar se dispone un pequeño aero-generador. La prefabricación de los módulos y la economía de medios con que se han diseñado facilitan la viabilidad técnica y  económica de la propuesta.

Como criterios que apoyan la sostenibilidad de la propuesta, además de la iluminación natural del interior del mercado, se facilita la ventilación natural, ya que en su parte superior ninguno de los elementos que forman en mercado toca la cubierta, permitiendo el paso de aire libremente; se aprovecha el agua de lluvia, en un primer paso como agua potable y en un segundo paso, mediante el tratamiento de las aguas grises, para su uso en inodoros y riego; y se aprovecha la energía eólica, mediante un aero-generador de tamaño medio y los mini-aeros situados en cada uno de los módulos.

Se trata, en definitiva, de devolver el mercado de abastos a la ciudad de Roquetas de Mar, tanto físicamente, integrando el mercado en la vida de los habitantes, como recuperando su identidad, y hacerlo de forma sostenible y viable técnica, constructiva y económicamente.

ver todos los proyectos